Contacto

Si tienes interés en los derechos de publicación de algún libro de Gabriela, contacta con su agente Isabel Martí

¿Has leido algún libro de Gabriela Rubio? Cuéntanos qué piensas de sus libros y conviértete en crítico literario. Colgaremos tu opinión en la ficha del libro. No olvides firmar con tus iniciales y poner cuántos años tienes.

Gabriela sabe que las charlas más suculentas son las que han estado bien preparadas por parte de sus anfitriones. Por eso, tiene varias propuestas que pueden ayudarte a sacarle más partido a su visita…

De 4 a 6 años

Para los más pequeños, Gabriela Rubio lee alguno de sus libros y dibuja en la pizarra a sus protagonistas siguiendo las instrucciones de los niños. Pero cuidado, porque algunas cosas no pueden ser de cualquier manera. Sobre todo, si quieres que un monstruo sea un monstruo, y que un marciano sea un marciano.

¿Cuál de los dos es más raro? ¿Son realmente diferentes? (Raro yo)

El trabajo de un ilustrador es algo más que dibujar. Además de dibujar bastante bien hay que saber prestar mucha atención a lo que se está leyendo.

De 7 a 12 años

A Gabriela Rubio le encanta encontrarse con lectores de cualquiera de sus libros y bombardearlos a preguntas. También le gusta reflexionar con ellos sobre las curiosidades que la llevaron a escribir determinadas escenas y plantearles problemas filosóficos relacionados con las historias que escribe. Como por ejemplo:

¿Es mejor ser malo sin querer, o ser malo a sabiendas? (Un león en el desván).

¿Cómo es el monstruo que nos visita, a cada uno de nosotros, por las noches? (El monstruo del miedo).

¿Por qué hay niños inteligentes que en cambio no estudian? No estudiar ¿les hace ser más felices? (Nano no estudia)

Gabriela prefiere los grupos de no más de 30 personas, pero es capaz de enfrentarse a un gran auditorio siempre y cuando todos hayan leído un mismo libro y los asistentes sean más o menos de la misma edad.

De 12 a 14 años y adultos

Gabriela Rubio ofrece conferencias sobre los procesos de trabajo de escritores e ilustradores. Reflexiona sobre el proceso creativo, qué determina la calidad de una obra y sobre los puntos que ambos lenguajes —la escritura y el dibujo— tienen en común.