Gabriela Rubio, ilustradora

Aquí puedes curiosear mis portafolios. Encontrarás todo tipo de dibujos: de perros y gatos, dibujos de prensa, ilustraciones premiadas y muchas cosas más

Escritoras famosas

A lo largo de los años he tenido la suerte de ilustrar libros de escritoras muy conocidas, como No te vayas de Gabriela Keselman publicado por Kókinos, Un cuento que no es invento de Yolanda Reyes en Grijalbo Mondadori o la versión de La zorra y el gallo que escribió Teresa Duran para la La Galera.

Últimas vanguardias

Estos fueron algunos de los últimos dibujos que publiqué en la sección de economía del diario La Vanguardia antes de que el autor de los artículos se retirase y mi colaboración con el diario se extinguiera.

Matemáticas ilustradas

Este libro de Anaya fue muy divertido de dibujar, porque lo único que me indicaban era cuántos objetos debía poner en cada ilustración. El resto quedaba a mi albedrío, así que pude inventar personajes que hacían cosas como esquiar, comer caramelos o gastar cantidades alucinantes de dinero.

Carteles

Antes de saltar a la ilustración de libros infantiles gané algunos premios haciendo carteles —Carnaval de Canarias, Semana Santa de Toledo…—. La caperucita entrando en la boca a medida que lee fue un encargo de Mon Llibre. En 2008, la Biblioteca Insular de Gran Canaria me pidió algunos carteles entre los que había el de Cuentos eróticos por los rincones. Para convocar el Premio Edelvives de Álbum Ilustrado, dibujé a una familia de ranas leyendo un libro.

Serie de la hormiga Miga

Uno de los trabajos más conocidos en España ha sido la serie de libros de La Hormiga Miga, ya que el primer título —La amiga más amiga de la Hormiga Miga— ganó el Premio Nacional al mejor libro infantil. Eso, y el hecho de que las historias fueran escritas por el famoso Emily Teixidor, hizo que toda la serie tuviera mucho éxito.

Los más geométricos

Estas ilustraciones pertenecen a un libro de Teresa Durán Secrets de la selva fosca. Estuvo seleccionado en el prestigioso catálogo White Ravens que, cada año, escoge 200 libros de 50 países que, por su temática, innovación artística, estilo literario, o de diseño, merecen ser destacados. Usé el mismo tipo de dibujo en varios libros de texto para Cruïlla y Santillana, y en El tigre que domó al domador.

Dinero

Ilustraciones para la sección de economía de La Vanguardia publicadas entre 2010 y 2014. Muchas hablaban de directores de empresa que son capaces de crear buen ambiente en sus equipos. ¡Imposible poner fotografías! Por eso encargaban dibujos.

Las fotos de Sara

Gané el premio Apel·les Mestres de Literatura Infantil Ilustrada con Las fotos de Sara. en 1999, pero no era la primera vez que lo intentaba. Me había presentado antes otras dos veces, y siempre había quedado seleccionada para la exposición. Con Las fotos de Sara estaba tan convencida de que iba a ganar, que lo presentaba a los editores como "el futuro ganador del Premio Apel·les Mestres", e iba diciendo que el 5 de enero cenaría en el Ritz (pues la entrega de premios se hacía allí ese día y el ganador estaba siempre invitado). El día de la cena, un amigo me convidó a ir con él. Y al ver que estaba en la lista de asistentes, nadie en la editorial me dijo que había ganado hasta el momento en que las votaciones se hicieron públicas. Así que pasé la cena —aparte de con un catarro espantoso— arrepintiéndome de todas las veces que me había tirado aquel farol. Fue una cena espantosa. Y maravillosa. ¡Tenía un grano gigante en la cara! Hice un discurso fatal… Si quieres saber quién fue el amigo que me invitó a la cena sin desvelar que iba a ganar el premio, clica aquí. ¡Es un escritor estupendo! Y un bromista fenomenal.

Con un rotulador muy grueso

Estos dibujos pertenecen al libro de Mercè Anguera Anem a comprar. Los hice muy grandes, con un rotulador grueso que me permitió hacer trazos amplios y flexibles. Al escanearlos los reduje y así la línea no quedó tan gruesa. Me gusta usar este tipo de rotulador para algunos libros y cuando visito colegios. También hice así los libros Edu quiere ser mono, Edu se compra un coche y varios libros de texto.

La Hormiga Miga en blanco y negro

A medida que los lectores de la Hormiga Miga se fueron haciendo mayores, los dibujos de sus libros fueron perdiendo los colores. Así suele ser en el mundo editorial.

La Vanguardia

En el año 2000, La Vanguardia pidió a Emili Teixidor que les presentara algún ilustrador para su cuento de navidad Blancanieves.com. A partir de entonces y por muchos años, colaboré regularmente en el periódico haciendo dibujos para el Magazine, Libros, Dinero y Opinión.

Pelo de Zanahoria

Pronto hará veinte años que la editorial Media Vaca publicó este Pelo de Zanahoria, de Jules Renard. Yo era bastante más joven que ahora (claro) y no se si me di cuenta entonces del privilegio enorme que supuso estar entre los tres primeros ilustradores con los que Vicente Ferrer inició su andadura como editor. Pero ahora sí y por eso estoy trabajando —con tanta ilusión como entonces— en dibujos nuevos para una segunda edición. El libro fue premiado por el Ministerio de Cultura como el Libro Mejor Editado en 1998.

Dibujos que no te dejarán indiferente

La Bruja Tiburcia ganó el accésit del Premio Lazarillo de Ilustración en 1995, pero los editores españoles no se atrevieron a comercializarlo hasta que Seuil Jeunesse se decidió a convertirlo en un gran álbum en Francia. Hay personas a quienes no les gustan estos dibujos, pero otras los consideran ideales para acompañar a Tiburcia y las aventuras de Nana y Nano. Son textos muy emocionantes, y a mi las ilustraciones me lo parecen también.

Perros

Faycán, de Víctor Doreste, fue el primer libro que ilustré por encargo y también el primero que conseguí publicar. Gracias a eso pude presentarlo a un premio para autores noveles, y en las librerías, le pusieron una cinta azul que decía: "Mención Especial del Premio Catalonia de Ilustración". Los dibujos están realizados cruzando muchas rayas con un rotulador muy fino. Es una de mis maneras de dibujar que más suele gustar a la gente.

Gatos

Mis primeros intentos de convertirme en ilustradora me llevaron a ganar el Premio Lazarillo de Ilustración en 1993 con Bzzz…. Los dibujos no se publicaron hasta dos años más tarde, cuando Helena O'Callaghan me dijo que debía escribir un texto para acompañarlos. Por suerte, entretanto, fui consiguiendo otros premios y publiqué otros libros.