La bruja Tiburcia

Tiburcia es la bruja más mala que nadie pueda imaginar. Para colmo, es la encargada de cuidar de Nana y Nano cuando sus padres están de viaje. Tiburcia da besos a Nano con olor a ajo, y grita tanto a su hermana Nana que, un buen día, la pobre encoge. Pero ser tan pequeña es muy peligroso: Tiburcia la puede aplastar. ¿Conseguirá recuperar su tamaño? Un viaje en busca de soluciones, en el que Nano jugará un gran papel.

Accésit del Premio Lazarillo de Ilustración.

Seleccionado en la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia, 1996.

5 ediciones en castellano. 24.000 ejemplares vendidos

Autoestima. Maltrato.

Relaciones familiares.

Amor entre hermanos.

2.176 palabras

5-9 años

Crecimiento personal.

Relato de fantasía.

"Además de un cuento redondo, es un estallido de rojos que merecería la edición de un álbum, como en su primera edición francesa."

Teresa Manà, revista Clij 153

"Cuento de Autora de cámara, de aquellos que respiran unidad porque parten de una misma mano, tanto por lo que se refiere al texto como a las ilustraciones."

Andreu Sotorra, diario Avui

"Pestifere la sorciere es la autobiografía más emocionante y mejor ilustrada de la literatura infantil de todos los tiempos. en primer lugar porque no hay otras, pero si las hubiera sería lo mismo."

Arnal Ballester, ilustrador

"Un espectacular álbum de gran formato que mereció un accésit en el Premio Lazarillo de 1996."

Diario El País

"Nana está enfadada; esperaba que los animales fueran más amables con ella. Pero Nano tiene otra idea: cerca del zoo hay una feria.

—¿Por qué no vamos a ver al mago? A lo mejor él sabe cómo deshacer el encantamiento de Tiburcia. Y, si no consigue ayudarnos, al menos nos lo pasaremos bien y nos reiremos un rato.

—¡Es una idea estupenda!

Nana y Nano se aproximan a la tienda de Maestro Flip.

—Tralaralí, tralaralá —le oyen cantar y se tronchan de risa, no pueden parar.

De pronto, la puerta se abre y aparece el mago en medio de una nube:

—No os quedéis ahí parados, niños —les dice—, hacedme el honor de pasar. Tralaralí, tralaralá... Decidme, pequeños, ¿qué os trae por acá?

Nana le explica su problema:

—No puedo quedarme así, señor Flip. Tiburcia es muy mala, y si ve que soy tan pequeña, ¡me aplastará!

Maestro Flip se lleva una mano a la barbilla y murmura:

—Mmm, haré lo que pueda.

Tratando de conseguir que Nana crezca, el mago hipnotiza a la niña, ensaya hechizos que la hacen volar, consulta con la bola de cristal y prueba mil encantamientos como, por ejemplo, el que dice:

—Tararachín, tararachán, haz que esta niña sea descomunal. Tararachín, tararachán, para que yo le pueda cobrar…

Pero no funciona. El mago insiste:

—¡Vuélvete normal, vuélvete normal! ¡Toda esta magia ha de funcionar!

Por más que maestro Flip le da a la lengua, Nana sigue igual. Al final se desanima y confiesa a los niños:

—Solo soy un pobre mago de feria: no os puedo ayudar."

Pestifère la sorcière

Seuil Jeunesse, París 1998

23,5 x 33,5 cm, 48 pág. 19 ilustraciones

ISBN: 2-02-033395-3

© texto e ilustraciones Gabriela Rubio

La bruja Tiburcia

Ediciones S.M, Madrid 2002

12 x 19 cm, 80 pág. 41 ilustraciones

ISBN: 978-84-348-8662-9

© texto e ilustraciones Gabriela Rubio

La bruixa Tibúrcia

Edicions Cruïlla, Barcelona 2002

12 x 19 cm, 80 pág. 41 il·lustracions

ISBN: 978-84-661-0373-2

© text i il·lustracions Gabriela Rubio.

  

 

앗, 나나가 작아졌어요!

담 푸스, Seoul (Korea) 2012 and 2017

19 x 25 cm, 80 pages, 41 illustrations

ISBN: 978-89-94449-19-7

© text and illustrations Gabriela Rubio

La bruixa Tibúrcia

Edicions Cruïlla, Barcelona 2002

12 x 19 cm, 80 pág. 41 ilustraciones

ISBN: 978-84-661-0373-2

© texto e ilustraciones Gabriela Rubio.