Tiburcia, mentirosa

Parece mentira que los padres de Nana y Nano aun no se hayan dado cuenta de que Tiburcia es una bruja y una hipócrita de primera. ¡Han vuelto a dejar a sus hijos solos con ella! ¿Y qué hace la bruja? Obliga a los niños a que trabajen y les prohíbe jugar. Además es tan mentirosa, que tiene a todo el mundo engañado.

Suerte que Nana y Nano son muy listos.

¿Podrán los hermanos conseguir que, por una vez, no gane el premio a la bruja más malvada?

Novela corta

Solidaridad y cooperación entre hermanos. El burlador burlado.

6.104 palabras

A partir de 7 años

Fábula. Humor. Relato de fantasía.

"Ya conocéis a Tiburcia, la bruja más mala de entre todas las brujas. La de la nariz gorda y el olfato fino. La bruja cruel, que no soporta el desorden de los demás. Tiburcia se ocupa de Nana y Nano cuando sus padres salen de viaje, pero lo hace ¡tan mal!

¿Queréis que os explique alguna de las gamberradas que inventa?

No he de pensar demasiado para daros unos cuantos ejemplos porque, cada día, Tiburcia hace por lo menos cien cosas detestables, o más.

Por ejemplo…

La muy bruja compra unas magdalenas buenísimas en la pastelería. Pero al llegar a casa se las come ella y, en lugar de magdalenas, les da pan duro para merendar.

—Masticad despacio y no dejéis migas sobre la mesa —dice, sonriendo de oreja a oreja. ¿No es eso maldad?

O también: En cuanto dan las seis de la tarde, mete a Nana en un cajón para que no la moleste y tumba a Nano sobre la mesa que hay delante del sofá. Lo usa de cojín para los pies mientras atiende a un programa de televisión que se llama “Glamurosa”, donde salen muchas brujas diciendo cosas muy feas.

Cuando llaman por teléfono, dice a los amigos de Nana y Nano que no están, ¡pero sí están!

O dice a sus padres…"

Tibúrcia, mentidera

Editorial Cruïlla, 2009.

12x19 cm 80 p. 29 ilustraciones

ISBN: 978-84-661-2166-8

© Texto e ilustraciones Gabriela Rubio